En este nuevo álbum nos encontramos a una Mürfila visceral y agresiva pero sin que por eso pierda el tempo más bailable de su disco anterior (“Miss Lios”). Ahondando en su lado rockero más oscuro pero integrando cada vez mejor unas bases rítmicas que mezclan sonidos orgánicos con máquinas y sintetizadores. Un trabajo en el que se mezclan las más variopintas referencias sin acabar resultando un disco coctelera, con una total libertad creativa, sin ataduras de estilos ni corsés de comercialidad ni de tendencias de ninguna clase. En “I love Ü” se descubre a una autora que ya comienza a ser clasificada como un “rara avis” en el sector, acostumbrado estos últimos años a demasiadas chicas de postín con cándida voz camuflada en un folk anti natural y carentes de discurso. Y es que Mürfila con este trabajo se ríe de la industria... pero para ello comienza de la manera más honesta... ¡riéndose de ella misma!