Este es uno más de todos aquellos discos a los que la pandemia cortocircuitó. Grabado y mezclado en los MITIK Estudios por Aurelio Morata, y publicado en el mes de febrero de 2020, todavía no pudo lograr el recorrido habitual de una promoción al uso: prensa, presentaciones en directo, etc... Una verdadera lástima ya que Miguel hizo un disco extraordinario donde demuestra su gran técnica a las 6 cuerdas y además con unos músicos de auténtico lujo como son el batería Enric Illa y el bajista Pep Cucurella. Un álbum de temas propios en castellano donde mezcla con pericia el blues, el latin, el rock y unas gotas de country.